Prevención de caídas en personas mayores
Prevención de caídas en el adulto mayor

Las caídas en personas mayores ocasionan inseguridades para ellos. Una ayuda profesional puede ser la solución que estabas buscando.

Entre los ancianos, sufrir caídas les tiene muy preocupados, ya que suelen ser muy comunes. Para estos mismos las caídas pueden ser complicadas y ocasionar largo tiempo de recuperación, pudiendo llegar a operaciones y/o cirugía.

¿Por qué sufren más caídas las personas mayores?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos cuenta que las caídas son la segunda causa mundial de muerte por lesiones accidentales o no intencionales. Sobre todo sufren más caídas mortales los mayores de 65 años.

Las caídas suelen ser acontecimientos involuntarios que hacen perder el equilibrio y dar con el cuerpo en tierra u otra superficie firme que lo detenga. La pérdida de equilibrio se debe a que con el paso de los años nuestro centro de gravedad cambia. Al mismo tiempo, también cambian nuestros reflejos, flexibilidad, agilidad, etc. Por esto no caminamos igual los jóvenes que los ancianos.

Estado de ánimo de los mayores tras una caída

Después de sufrir una caída, la persona mayor tiende a sentir mayor miedo a que vuelva a suceder. Además, este miedo se suma a la mayor protección por parte de los familiares, más pendientes de lo que le pueda suceder. A largo plazo, el miedo y la protección puede llegar a convertirse en mayores dificultades para la movilidad. También hace que la persona mayor tenga inseguridades al moverse y que pueda preferir no realizar el esfuerzo.

La disminución de la movilidad de la persona mayor aumenta progresivamente su grado de dependencia. Esto no afecta solo físicamente, sino que también puede afectar en la capacidad para realizar sus actividades básicas de la vida diaria y en su grado de autoestima.

Cuidado de mayores tras una caída

En el momento en el que se produce las caídas en personas mayores, permanecen durante bastante tiempo encamado para su mejor recuperación y durante todo ese tiempo necesita de un apoyo profesional para la ayuda en casa. Es la figura del auxiliar quien mejor puede ayudar a la persona dependiente. Los auxiliares conocen las técnicas y elementos necesarios para el cuidado de mayores que faciliten una mejor calidad de vida.

Aunque la atención a la persona dependiente también debe centrarse cuando la persona mayor ya está recuperada tras su caída, mediante ejercicios de movilidad, acompañamiento y motivación para que el usuario se sienta más seguro y autónomo en la realización de cualquier actividad o tarea diaria. Puede ayudarse en la movilidad a través de elementos técnicos como bastones y andadores para su recuperación y también de forma continua para perder el miedo en su movilidad.

Ayuda en casa

Mejor en Tu Casa cuenta con profesionales del sector domiciliario, encargados de realizar las tareas propias del servicio de ayuda a domicilio para el cuidado de personas mayores y/o en situación de dependencia. Nuestros auxiliares desarrollan tareas de atención y cuidados personales y del cuidado del hogar:

– Ayudar al usuario a levantar y acostar y cuidados para personas encamadas.

– Ayuda en el vestido

– Cuidado del aseo personal

– Atención de la alimentación: preparación de comidas, ayuda en la ingesta de comidas.

– Servicio de acompañamiento

– Control y seguimiento de la toma de la medicación

– Servicios específicos: logopedia, peluquería y estética, fisioterapia, etc.

Conoce más sobre nuestros servicios de ayuda a domiciliolimpieza a domicilio.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártela!
Te llamamos

ENVIAR