Significado de senectud: las distintas etapas de la tercera edad

Significado de senectud

¿Qué es la Senectud?

El significado de senectud se utiliza como sinónimo de tercera edad, términos que hacen referencia a 3 etapas:

  • 60 a 70 años: Senectud.
  • 72 a 90 años: la Vejez.
  • Más de 90 años: ancianos.

A medida que los seres humanos envejecen, pasamos por diferentes fases o etapas de la vida. Resulta útil entender el envejecimiento en el contexto de estas fases.

El curso de la vida es el periodo que va desde el nacimiento hasta la muerte, incluyendo una secuencia de acontecimientos vitales predecibles como la maduración física. Cada fase conlleva diferentes responsabilidades y expectativas que, por supuesto, varían según el individuo y la cultura.

Etapas de la vida

A los niños les encanta jugar y aprender, y están deseando convertirse en preadolescentes. Cuando los preadolescentes empiezan a poner a prueba su independencia, están deseando convertirse en adolescentes. Los adolescentes anticipan las promesas y los retos de la edad adulta.

Los adultos se centran en crear familias, construir carreras y experimentar el mundo como personas independientes. Por último, muchos adultos esperan la vejez como un momento maravilloso para disfrutar de la vida sin tanta presión del trabajo y la vida familiar. En la vejez, la condición de abuelo puede proporcionar muchas de las alegrías de la paternidad sin todo el duro trabajo que ésta conlleva. Y a medida que disminuyen las responsabilidades laborales, la vejez puede ser un momento para explorar aficiones y actividades para las que no había tiempo antes.

Miedo a la vejez

La vejez no es una fase que las personas esperan con impaciencia. Algunas personas temen la vejez y hacen cualquier cosa para «evitarla», buscando soluciones médicas y cosméticas para los efectos naturales de la edad. Estas diferentes opiniones sobre el curso de la vida son el resultado de los valores y normas culturales en los que se socializa a las personas. Pero en la mayoría de las culturas, la edad es un estatus principal que influye en el autoconcepto, así como en los roles e interacciones sociales.

A lo largo de las fases del curso de la vida, los niveles de dependencia e independencia cambian. Al nacer, los recién nacidos dependen de sus cuidadores para todo. A medida que los bebés se convierten en niños pequeños y los niños pequeños se convierten en adolescentes y luego en jóvenes, afirman cada vez más su independencia. Poco a poco, los niños llegan a ser considerados adultos, responsables de su propia vida, aunque el momento en que esto ocurre varía mucho entre individuos, familias y culturas.

Cambios biológicos con el envejecimiento

Cada persona experimenta cambios relacionados con la edad en función de muchos factores. Los factores biológicos, como los cambios moleculares y celulares, se denominan envejecimiento primario, mientras que el envejecimiento que se produce debido a factores controlables, como la falta de ejercicio físico y la mala alimentación, se llama envejecimiento secundario.

La mayoría de las personas comienzan a ver los signos del envejecimiento después de los cincuenta años, cuando notan los marcadores físicos de la edad. La piel se vuelve más fina, más seca y menos elástica. Se forman arrugas. El pelo empieza a volverse más fino y gris. Los hombres con tendencia a la calvicie empiezan a perder el pelo. La dificultad o la relativa facilidad con la que las personas se adaptan a estos cambios depende en parte del significado que su cultura particular dé al envejecimiento.

El envejecimiento depende de las culturas

Una cultura que valora la juventud y la belleza por encima de todo conduce a una percepción negativa del envejecimiento. Por el contrario, una cultura que venera a los ancianos por su experiencia vital y su sabiduría contribuye a una percepción más positiva de lo que significa envejecer.

Los efectos del envejecimiento pueden resultar desalentadores, y a veces el miedo a los cambios físicos (como la disminución de la energía, la sensibilidad a los alimentos y la pérdida de audición y visión) es más difícil de afrontar que los propios cambios. La forma en que las personas perciben el envejecimiento físico depende en gran medida de cómo fueron socializadas. Si la gente puede aceptar los cambios en su cuerpo como un proceso natural de envejecimiento, los cambios no parecerán tan aterradores.

 

Envejecer no sucede de la noche a la mañana; es un proceso largo que dura años. Durante este proceso, experimentamos cambios relacionados con la edad, y el 70% de las personas necesitarán algún tipo de cuidados de larga duración a lo largo de las etapas del envejecimiento.

Hay una serie de cambios relacionados con la edad a los que podemos enfrentarnos al entrar en nuestros últimos años. Muchos adultos mayores encuentran cada vez más difícil la actividad física, algunos pueden experimentar cambios emocionales y empezar a retraerse, y otros experimentarán problemas cognitivos.

¿Cuál es el proceso típico de envejecimiento?

El proceso de envejecimiento es diferente para cada persona, y no hay una lista estricta de acontecimientos que estén garantizados. Sin embargo, todo el mundo pasará por algunos cambios relacionados con la edad, y la mayoría necesitará la ayuda de la familia, los amigos o los cuidadores formales, que probablemente aumentará a medida que se avanza en las etapas del envejecimiento.

Como cada situación es diferente, es imposible predecir cuántos y qué tipo de cuidados necesitará su ser querido a medida que envejece. Sin embargo, hay etapas típicas de envejecimiento que la mayoría de los adultos seguirán.

Las etapas del envejecimiento

Los expertos suelen dividir el proceso de envejecimiento en 5 etapas:

Etapa 1: Independencia
Etapa 2: Interdependencia
Etapa 3: Dependencia
Etapa 4: Gestión de la crisis
Etapa 5: Fin de la vida

contratar cuidadores de personas mayores

Independencia

Durante esta primera etapa del proceso de envejecimiento, la gran mayoría de los adultos mayores permanecerán en su propio hogar. En esta etapa, todavía pueden ocuparse de todas sus necesidades, como el transporte, las finanzas y la atención sanitaria. Es posible que hayan experimentado un leve declive en su capacidad mental y física, pero no lo suficiente como para que repercuta en su vida. En este punto, un adulto mayor todavía goza de buena salud y de una alta calidad de vida.

Los adultos mayores en esta etapa probablemente no necesitarán mucha ayuda en términos de cuidado, pero puede ser un buen momento para hablar con ellos sobre lo que pueden necesitar en el futuro y hacer los cambios necesarios en la preparación.

Interdependencia

En la etapa 2, es probable que los adultos mayores empiecen a encontrar más difíciles las tareas cotidianas. La actividad física y mental disminuirá y es posible que empiecen a olvidar cosas. Durante la etapa 2, serán capaces de hacer muchas cosas por sí mismos, pero no todo, por lo que es probable que su calidad de vida se vea afectada si no cuentan con ayuda.

Puede ser necesario un cuidador que le ayude en una o varias actividades, como conducir, hacer la compra o pagar las facturas. Ésta puede ser una de las etapas más difíciles del envejecimiento, ya que el adulto mayor puede resistirse a pedir ayuda o no sentirse cómodo contratando a un cuidador formal. En esta etapa, lo más valioso es ofrecer una ayuda periódica para las tareas que se le dificultan. También es importante asegurarse de que la persona mayor está al tanto de los medicamentos que tiene que tomar para sus enfermedades.

 

Dependencia

En la etapa 3, los cambios relacionados con la edad son cada vez más evidentes y es probable que la persona mayor tenga dificultades para realizar una serie de tareas cotidianas por sí misma. Muchos adultos mayores tendrán más dificultades para realizar actividades físicas y mentales, por lo que es posible que ya no puedan conducir o desplazarse a lugares de forma independiente.

La calidad de vida de los adultos mayores se verá afectada significativamente en la etapa de «Dependencia», y como tal, comenzarán a necesitar una asistencia más notable de los cuidadores. En algunos casos, esta asistencia vendrá de un profesional de la salud, y en otros, un cuidador familiar puede asumir el papel. Un cuidador puede administrar la medicación del adulto mayor, vigilar su estado físico y preparar las comidas. Puede ser necesario hacer modificaciones en el hogar para garantizar la seguridad del adulto mayor; por ejemplo, puede ser necesario un sistema de alerta médica de emergencia.

 

Gestión de la crisis y final de la vida

Si un adulto mayor llega al punto de manejo de crisis y atención al final de la vida, normalmente necesitará ser monitoreado las 24 horas del día, así como tener acceso a las instalaciones formales de atención médica. En este punto, puede ser apropiado que el adulto mayor esté en un centro de vida asistida, en un hogar de ancianos o en un hospicio.

 

La ayuda a domicilio a causa del envejecimiento

 

Envejecer en casa significa permanecer en la comodidad de su propio hogar el mayor tiempo posible a medida que envejece, en lugar de trasladarse a un centro de jubilación o de cuidados a largo plazo. Envejecer en casa puede ser una opción viable si solo necesita una asistencia menor en sus actividades diarias, disfruta de una red cercana de familiares y amigos y puede utilizar los servicios de atención domiciliaria adecuados para cubrir sus necesidades.

Aunque resulte difícil de aceptar, la mayoría de nosotros necesitaremos algún tipo de ayuda asistencial después de los 65 años. Puede que esté acostumbrado a ocuparse de todo usted mismo, a repartirse las tareas con su cónyuge o a confiar en los miembros de su familia para que le ayuden en las tareas domésticas.

Servicios que ofrecen los auxiliares de ayuda a domicilio

Pero a medida que envejece y sus circunstancias cambian, desplazarse y cuidar de sí mismo puede resultar cada vez más difícil. Si la idea de trasladarse a una comunidad de jubilados, a un centro de vida asistida o a una residencia de ancianos no le resulta atractiva, los servicios de asistencia a domicilio pueden ayudarle a seguir viviendo en su propia casa durante más tiempo.

Mantenimiento del hogar. Mantener un hogar en buen estado requiere mucho trabajo. Si te cuesta mantener el ritmo, puedes buscar servicios de lavandería, compras, jardinería, limpieza y manitas. Si te cuesta estar al día de las facturas y las citas, la gestión financiera y sanitaria también puede ser útil.

Transporte. El transporte es un tema clave para las personas mayores. Tal vez le resulte difícil conducir o no le guste hacerlo por la noche. Tener acceso a trenes, autobuses, aplicaciones para compartir viajes, taxis de tarifa reducida y servicios de transporte para personas mayores puede ayudarle a prolongar su independencia y mantener su red social.

Modificaciones en el hogar. Si su movilidad es cada vez más limitada, las modificaciones en el hogar pueden contribuir en gran medida a mantener su residencia actual cómoda y accesible. Las modificaciones pueden incluir cosas como barras de apoyo en la ducha, rampas para evitar o minimizar el uso de escaleras, o incluso la instalación de un nuevo baño en la planta baja.

Cuidados personales. La ayuda en las actividades de la vida diaria, como vestirse, bañarse o preparar la comida, se denomina cuidado personal o de custodia. Los asistentes sanitarios a domicilio pueden prestar servicios de atención personal que van desde unas pocas horas al día hasta la atención permanente. También pueden prestar una asistencia limitada, como tomar la tensión arterial o recordar la medicación.

Atención sanitaria. Algunos servicios sanitarios pueden ser prestados en el domicilio por profesionales cualificados, como terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales o enfermeros a domicilio. Consulta con tu seguro o servicio de salud para ver qué tipo de cobertura está disponible, aunque es posible que tengas que cubrir algunos gastos de tu bolsillo. Los cuidados paliativos también pueden prestarse a domicilio.

 

Resumen
Significado de senectud: las distintas etapas de la tercera edad
Nombre del artículo
Significado de senectud: las distintas etapas de la tercera edad
Descripción
El significado de senectud se utilizada como sinónimo de tercera edad, concretamente entre las personas de 60 a 70 años.
Nombre del autor
mejorencasa.es
Logo de la empresa
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártela!
Te llamamos

ENVIAR
cargador