Personas mayores en casa: trabajo y el cuidado de un adulto mayor
Personas mayores en casa: trabajo y el cuidado de un adulto mayor

En los tiempos que corren es muy común teletrabajar y, además, tener que atender a tus personas mayores en casa. Conciliar el trabajo y el cuidado de mayores es cada vez más difícil, la solución para esta conciliación es la contratación de un profesional de ayuda a domicilio. A medida que nuestra población envejece, más familias que nunca están demandando este cuidado.

De acuerdo con los estudios, hasta un 42 % de los españoles que trabajan han tenido que atender a sus ancianos en los últimos cinco años; el 17 por ciento actualmente brinda atención domiciliaria. La edad promedio de los cuidadores es de 49 años. Las mujeres asumen un poco más de responsabilidad en el cuidado, pero los hombres también se ven muy afectados.

La tecnología para conocer los cuidados de mayores

La Internet proporciona una gran cantidad de información médica y de cuidados disponible las 24 horas del día en el ordenador, tablet o móvil. Sobre todo es una muy buena ayuda para los familiares de personas con cualquier tipo de enfermedad, ya que puede proporcionarte información adicional de como tratarlo y ayudarlo.

Manejar el estrés frente al cuidado de ancianos

Negociar el tiempo fuera del trabajo, hacer frente a las dinámicas familiares llenas de tensión y manejar tus propios miedos y preocupaciones sobre el bienestar de tus padres contribuyen a aumentar el estrés y el posible agotamiento.

No es egoísta decir que necesitas cuidarte. Utiliza los servicios locales para buscar una ayuda social. Di que sí a los ofrecimientos de ayuda. Contrata servicios profesionales de ayuda a domicilio. Únete a un grupo de apoyo si quieres hablar de tu situación con otros, incluso hay grupos online.

Haz lo que puedas para mantenerte sano: come bien, intenta hacer algo de ejercicio (¡caminando se alivia mucho el estrés!). Duerme un poco si puedes. Busca un respiro (cuidado sustituto) para tener un descanso de las demandas de cuidado. Trate de ser flexible, acepte que tal vez tenga que dejar de lado algunas obligaciones y recuerde que habrá días buenos y días malos.

Prioriza y organiza ante el cuidado mayores a domicilio

Te recomendamos formas de recapacitar que pueden ayudarte a tomar el control de tu equilibrio entre trabajo y vida:

  • Evaluar su situación.
  • Conozca sus recursos disponibles como el cuidado de mayores a domicilio
  • Sopesa tus opciones.
  • Recurre a un plan.
  • Cuidado con las circunstancias cambiantes.
  • Modifique su plan según sea necesario.

Entre el trabajo, la familia y los padres ancianos, es fácil abrumarse. Antes de continuar, tómate un momento para apreciar plenamente lo que hay que hacer a diario, semanalmente y mensualmente. ¿Tus padres tienen citas regulares con el médico? Anotar en un calendario todas las citas para visualizar todo lo que necesitas abordar, te permite pasar al siguiente paso: organización.

Crea un programa a seguir es mucho más fácil una vez que sabes para qué prepararte. En el mundo actual de las aplicaciones y la mensajería, es más fácil que nunca establecer recordatorios y mantener a todo el mundo al tanto de lo que hay que hacer. Recuerda incluir en tu agenda todos los recados necesarios no relacionados con la salud. Aprovecha las numerosas aplicaciones de calendario que te permiten compartir las citas con los calendarios de otras personas para que puedan ayudarte cuando lo necesites.

Disfruta y haz feliz a tus personas mayores en casa, permaneciendo en su hogar durante más tiempo.

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártela!
Te llamamos

ENVIAR
cargador