Qué hacer cuando necesito una cuidadora para cuidar persona mayor

Qué hacer cuando necesito una cuidadora para cuidar persona mayor

Si tus familiares necesitan ayuda en las tareas básicas de la vida diaria, puede ser un reto para ti. Las empresas de ayuda a domicilio te aconsejan cómo manejar la situación con la contratación de una persona para cuidar persona mayor. Lo principal es averiguar las necesidades, entender las opciones y tomar decisiones pertinentes para que tu mayor se encuentre seguro.

Utiliza estos 5 pasos para convertir el problema de «mis padres mayores necesitan ayuda a domicilio» en un plan práctico y realista para estar lo más sanos y felices posible.

 

Evaluar las necesidades del paciente

La necesidades para entender cuánta ayuda necesita tu familiar en la vida cotidiana pueden ser muy variada, te mostramos algunas áreas clave:

  • Apoyo familiar
  • Seguridad en el hogar
  • Necesidades médicas
  • Salud cognitiva
  • Movilidad
  • Higiene personal
  • Preparación de comidas
  • Interacción social

¿Qué cuidado está recibiendo en la actualidad y qué necesita aumentar?

Anotar todo en un cuaderno de cuidados, puede ser de gran ayuda para poder hacer un seguimiento de sus necesidades y averiguar qué servicios son necesarios para encontrar una persona para cuidar persona mayor.

Por ejemplo, supongamos que tu padre padece diabetes y una enfermedad cardíaca, no tiene otros familiares cerca. Proporcionar un apoyo diario para comprobar su estado de salud y ayudar en las tareas de la casa puede ser una buena idea. Además, la misma persona podría acompañarlo a las citas médicas y hacer los recados, así como comprar, preparar las comidas y se asegurarse de la toma de medicamentos.

 

Necesidades y capacidades para la asistencia de las personas mayores

Cada persona se encuentra en un momento diferente de su vida. Al principio los cuidados pueden ser más básicos y cada vez requerir más ayuda. La contratación de una auxiliar de ayuda a domicilio puede ser desde una hora diaria hasta 24 horas al día.

Las preguntas referencia para conocer que es lo que necesita tu familiar pueden ser estas:

  • ¿Cuál es el estado de salud?
  • ¿Los familiares hacen visitas frecuentes o viven lejos?
  • ¿Quién vive en el domicilio de la persona mayor?
  • ¿Quién se encarga de las compras en el domicilio y las visitas médicas?

Queremos que nuestros familiares estén seguros y sanos. Por eso, velar por su salud y seguridad y organizar la ayuda que necesitarán, puede ser la ayuda que necesitan.

 

Incluye a tus familiares en el proceso

Nadie quiere perder el control de su vida, especialmente alguien que ya está preocupado por perder su independencia.

Por eso es tan importante involucrar al paciente en la medida de lo posible a la hora de planificar su cuidado. Esto le ayuda a verle más como un socio que como alguien que se lanza a hacer cambios.

Es probable que se resistan al principio, por lo que es probable que haya que mantener varias conversaciones.

Mientras no estén en peligro inmediato, intenta no forzarEl cuidad los cambios demasiado rápido. Es posible que quieras empezar con enfoques menos intrusivos y aumentar el nivel de ayuda a medida que avanzas.

A menos que se trate de una situación de emergencia, acostumbra a aceptar la ayuda centrándose en una o dos necesidades críticas. Después, añade poco a poco hasta que reciban toda la ayuda que realmente necesitan.

 

Controlar la situación financiera

El cuidado de un adulto mayor cuesta dinero, siempre dependiendo de los cuidados que se necesiten desde una hora diaria hasta 24 horas al día. Es bueno calcular los gastos futuros para estar preparado.

Los gastos de la vida diaria también hay que contar con ellos: comidas, medicación, transporte, alquiler de la vivienda si es necesario, gastos de luz y agua… Una vez anotada la situación económica, ya sabrás si podrás permitirte más o menos horas de los cuidados que necesita o si necesitaras una ayuda financiera del estado como la Ley de Dependencia.

 

Seguridad en el hogar

Los riesgos de seguridad en la casa se acumulan con el tiempo, lo que facilita que los adultos mayores tropiecen, se caigan o se lastimen. Prevenir las caídas contribuirá en gran medida a mantener la independencia de tus familiares el mayor tiempo posible. También facilitar el trabajo a la persona para cuidar persona mayor.

Entre las soluciones sencillas se encuentran las siguientes:

  • Asegurarse de que todos los suelos y pasillos están libres de desorden, cables y alfombras.
  • Añadir barras de apoyo en el baño y barandillas en las escaleras
  • Actualizar las luces para que todas las habitaciones sean luminosas y los interruptores sean fácilmente accesibles
  • Asegurarse de que todos los electrodomésticos funcionan bien y están al alcance de la mano
  • Reducir al mínimo la necesidad de utilizar taburetes o agacharse
Resumen
Qué hacer cuando necesito una persona para cuidar persona mayor
Nombre del artículo
Qué hacer cuando necesito una persona para cuidar persona mayor
Descripción
Si sus padres o abuelos necesitan ayuda para mantenerse sanos y salvos, es posible que no esté seguro de cómo manejar la situación con una persona para cuidar personas mayores.
Equipo editorial
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártela!
Te llamamos

ENVIAR
cargador