Habilidades comunicativas en el cuidado de personas mayores
Habilidades comunicativas en el cuidado de personas mayores

Habilidades comunicativas entre el cuidador y anciano

En el servicio de ayuda a domicilio, hay un elemento fundamental: la comunicación entre el cuidador y la persona mayor. En las habilidades comunicativas, tanto la comunicación verbal como la no verbal entre los dos ayudará a tener una buena relación entre ambos.

Pautas para una buena comunicación

La Sociedad de Geriatria y Gerontología ha elaborado una serie de pautas a seguir por el cuidador, prestando atención en todo momento para que la comunicación sea la mejor posible:

–   Utilice frases cortas y sencillas, para facilitar la comprensión. Además, no realizar preguntas seguidas durante un corto tiempo.

–   El tono de voz ha de ser el adecuado, por tanto no hay que subir el tono de voz y evitar hablar cuando esté cabreado. Es mejor esperar a estar más calmado.

–   Muy importante: no tratar al mayor como si fuera un niño. El cuidador debe hablarle como hablaría con cualquier persona, aunque tenga problemas de comprensión.

–   Escuche activamente a la persona mayor, mostrándose comprehensivo y mostrándole seguridad. Además, será positivo que animes a la persona mayor que participe activamente en la conversación y sobretodo que de su opinión.

–   Tratar de hablar de temas de interés del mayor, y expresar los sentimientos positivos y, de forma justificada, los negativos.

–   Mantener el contacto visual, incluso cuando fuera necesario el contacto físico como puede ser las caricias o cogerle de las manos. Además, deberá de asegurarse, en caso que sea necesario, que la persona mayor lleve puesto el audífono o gafas.

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártela!
Te llamamos

ENVIAR
cargador