Cuidadoras Internas de ancianos en Valladolid

Todos entendemos que el envejecimiento es un proceso natural y que ralentizarlo es normal. Tareas que antes se hacían fácil y rápidamente pueden ahora tomar un poco más de tiempo e incluso pueden volverse cansadas. Mientras no afecte a nuestro nivel de vida, o impida nuestra salud y seguridad, podemos seguir viviendo de forma independiente a medida que envejecemos.

Es razonable obtener ayuda y cuidado personal con las tareas y actividades diarias que se vuelven demasiado difíciles y gravosas. Ciertamente, es importante para nuestro bienestar a medida que envejecemos conseguir ayuda cuando la necesitamos.

Si nuestro bienestar se está viendo comprometido y no podemos ocuparnos de las actividades esenciales de la vida diaria solos, entonces tener un cuidador diario y dedicado es crucial. Hay varias opciones diferentes disponibles en términos de obtener asistencia de un cuidador a tiempo completo.

Tal vez acordemos vivir con un cuidador familiar en Valladolid que pueda proporcionarnos el cuidado y el apoyo que necesitamos en el hogar o decidamos vivir en un centro de vida asistida donde se atiendan nuestras necesidades diarias además de tener personal médico disponible para la ayuda relacionada con la salud. Una alternativa viable sería envejecer en casa y emplear a un cuidador que viva con nosotros para apoyarnos.

Necesidades esenciales de la vida diaria (asistencia para alimentarse, vestirse, asearse, bañarse, ir al baño y movilidad funcional según sea necesario)

Tareas como cocinar, limpiar, lavar la ropa, hacer recados, bancos, transporte a las citas…

Reducir el riesgo de tensión física, lesiones y atención médica estándar (asociada con caídas, tareas, etc.)
Vigilancia y asistencia en relación con la salud y las condiciones médicas

Acompañamiento (proporcionando interacción social y reduciendo así la depresión debida al aislamiento y la soledad)

Proporcionar tranquilidad a los mayores y a los miembros de la familia

Vida independiente mientras envejece en casa.

Beneficios de una atención a domicilio en Valladolid

Los receptores de la atención que optan por los cuidadores en régimen de internado se benefician de la presencia de alguien que los acompañe día y noche. Habiendo tomado la decisión fundamental de permanecer en la santidad y la comodidad de sus propios hogares, estos receptores de cuidados aman el horario de residencia por varias razones:

Menor coste: Se puede ahorrar una cantidad considerable de dinero si se utilizan cuidadores que viven solos en la casa en lugar de la atención de 24 horas que proporciona el personal de dos o tres turnos.

Facilidad de transición: El programa de residencia es ideal para la convalecencia de una lesión o enfermedad, ya que evita los períodos nerviosos durante los cuales se producen los cambios de turno.

Mejor comunicación: Los familiares de los receptores de la atención disfrutan de hablar con un solo cuidador cuando llaman para pedir información actualizada sobre la salud de su ser querido.

Mayor fiabilidad: Las relaciones de convivencia implican un mayor vínculo entre los proveedores de cuidados y sus pacientes; en el pasado han mostrado menos rotación de los proveedores de cuidados que en las relaciones de convivencia.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártela!
Te llamamos

ENVIAR