La residencia de personas mayores vs. el cuidado en casa: cómo tomar la decisión
La residencia de personas mayores vs. el cuidado en casa: cómo tomar la decisión

Cuando llega el momento de decidir cómo ayudar a un ser querido anciano en los días difíciles en los que no es capaz de cuidarse a sí mismo, la decisión puede ser difícil. ¿Cómo saber qué es lo mejor para la persona mayor? Si conoce las ventajas y los inconvenientes de los cuidados a domicilio y de las residencias de ancianos, podrá tomar una decisión más acertada.

La atención domiciliaria es una opción más privada que permite a su ser querido permanecer en su propia casa. Esto suele ser menos perturbador para las personas con Alzheimer o demencia, por lo que es la primera opción para muchas familias. Antes de decidirse por la atención domiciliaria, hay varias cosas en las que deberá pensar.

El cuidado en casa

Ventajas de la atención a domicilio

La atención domiciliaria permite una relación más personal, de tú a tú, con el cuidador. Además, es cómodo y familiar. Puesto que las personas mayores pueden seguir siendo tan independientes como les sea posible, en lugar de tener que entregar las tareas básicas a los profesionales de las residencias de ancianos. Los cuidados en el hogar suelen ser menos costosos que los que se prestan fuera de él.

Contras de la agencias para cuidar ancianos

La persona que se contrata para los cuidados en el hogar es importante. La contratación de una enfermera especializada u otro profesional médico puede ser necesaria si se requiere más que la asistencia básica.

Los hogares pueden no ser tan seguros como los centros de atención médica, que tienen seguridad y personal disponible las 24 horas del día.

La residencia

Ventajas de la residencia de personas mayores

Las residencias de ancianos suelen contar con una gran variedad de profesionales médicos. Estos profesionales pueden cuidar de su ser querido las 24 horas del día. Pueden realizar funciones médicas y no médicas.

Las residencias de ancianos pueden ser seguras, para personas mayores con Alzheimer o demencia que pueden ser propensas a deambular.

Contras de las residencias

Las residencias de ancianos eliminan la independencia del individuo y pueden hacer que su ser querido se «sienta» viejo. Sin embargo, si su ser querido ya no puede confiar en sí mismo o permanecer seguro con su propia independencia, una residencia de ancianos puede ser la opción correcta.

Las residencias de ancianos requieren un periodo de transición antes de sentirse como «en casa», lo que puede ser difícil para algunas personas mayores, ya que pueden ser ruidosas y resultar desconocidas durante un tiempo.

Los cuidados en residencias suelen ser muy caros, sobre todo si se trata de instituciones de alta calidad.

Decisión final entre residencia y cuidados en casa

La decisión entre una residencia de ancianos y la atención domiciliaria depende de cada persona y de su familia. A menudo puede ser una decisión muy personal.

Las residencias de ancianos están diseñadas para proporcionar atención médica y asistencia a los pacientes las 24 horas del día en un entorno residencial. Por este motivo, muchas familias que consideran que es necesario un cuidado a tiempo completo optan por la asistencia en residencias de ancianos, ya que ofrecen muchos servicios a los residentes y alivian el estrés de los cuidadores.

 

Resumen
La residencia de personas mayores vs. el cuidado en casa: cómo tomar la decisión
Nombre del artículo
La residencia de personas mayores vs. el cuidado en casa: cómo tomar la decisión
Descripción
La decisión personal entre una residencia de personas mayores y la atención domiciliaria depende de cada persona y de su familia.
Nombre del autor
mejorencasa.es
Logo de la empresa
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártela!
Te llamamos

ENVIAR
cargador