El uso de quetiapina en ancianos
quetiapina

Los problemas de conducta asociados a la psicosis en los ancianos tienen un impacto negativo importante en la calidad de vida de los pacientes y pueden llevar a su ingreso en una residencia. Debido a su menor propensión a producir síntomas piramidales, los antipsicóticos atípicos como la quetiapina son prometedores en el tratamiento de estos pacientes vulnerables.

¿Qué es la quetiapina?

La quetiapina se conoce como un medicamento antipsicótico (tipo atípico). Actúa ayudando a restablecer el equilibrio de ciertas sustancias naturales (neurotransmisores) en el cerebro. Se suele prescribir a las personas con demencia. Este medicamento puede disminuir las alucinaciones y mejorar su concentración. Le ayudará al enfermo a pensar de forma más clara y positiva sobre sí mismo, a sentirse menos nervioso y a participar más activamente en la vida cotidiana. También puede mejorar su estado de ánimo, su sueño, su apetito y su nivel de energía. La quetiapina puede ayudar a prevenir los cambios de humor graves o a disminuir la frecuencia con la que se producen.

Sin embargo en el  2005, la Organización de medicamentos de EEUU advirtió que el tratamiento con fármacos antipsicóticos de los trastornos de conducta de las personas con demencia se asociaba con un aumento de la mortalidad.

¿Para qué se utiliza la quetiapina?

Este medicamento se utiliza para tratar ciertas afecciones mentales/anímicas (como la esquizofrenia, el trastorno bipolar, los episodios repentinos de manía o depresión asociados al trastorno bipolar).

Los efectos adversos más comunes a dosis altas incluyen la ganancia de peso, somnolencia, colesterol, resistencia a la insulina, sequedad de boca, mareo e hipotensión.

Efectos secundarios más comunes

  • Boca seca
  • Mareo
  • Dolor de estómago
  • Estreñimiento
  • Náusea
  • Vómitos
  • Aumento de peso
  • Aumento de apetito
  • Dolor de garganta
  • Problemas para moverse
  • Palpitaciones
  • Debilidad

La quetiapina es una antipsicótico atípico que aumenta el riesgo de ictus

La quetiapina puede, en teoría, ser especialmente ventajosa en este sentido por su falta de actividad anticolinérgica y su unión relativamente floja a los receptores de dopamina. Aunque a veces es prescrito a las personas con demencia, esta familia de fármacos se ha asociado con un aumento de la mortalidad en este tipo de pacientes.

Los fármacos antipsicóticos típicos, como el halo-peridol, se han utilizado tradicionalmente para controlar las alteraciones psicóticas y del comportamiento en los pacientes de edad avanzada, pero estos fármacos tienen efectos secundarios preocupantes.

La nueva medicación con fármacos antipsicóticos atípicos ofrecen claras ventajas sobre los agentes más antiguos, incluyendo la disminución de los síntomas extrapiramidales y una mayor eficacia en el tratamiento de los síntomas negativos de la psicosis.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártela!
Te llamamos

ENVIAR
cargador