Haloperidol y lorazepam en pacientes con demencia
Haloperidol y lorazepam en pacientes con demencia

Haloperidol y lorazepam en pacientes con demencia es muy común recetado por lo médicos.

¿Qué es el Haloperidol?

El haloperidol es un medicamento utilizado para tratar a personas con psicosis. Calma a los pacientes y/o los ayuda a dormir. Este grupo de medicamentos al que pertenece se llaman antipsicóticos convencionales. Con su actuación disminuye la excitación anormal del cerebro.

Como usar este medicamento

El Haloperidol debe ser recetado por un médico y la dosis acorde a cada necesidad. Se administra por vía oral una o dos veces al día en el horario habitual. Hay que tener en cuenta las instrucciones del médico y tomarlo adecuadamente. Por lo que, no es recomendable aumentar ni disminuir la dosis si no es lo indicado.

Este medicamento ayuda a controlar la enfermedad, pero no cura ninguna. Es importante consultar con el médico si quiere dejar de tomar esta medicación, ya que puede ocasionar dificultades para controlar los movimientos.

¿Qué es el Lorazepam?

El lorazepam un medicamento con propiedades ansiolíticas, sedantes e hipnóticas. Usado para aliviar la ansiedad y funciona para ralentizar la actividad del cerebro para permitir la relajación. Concretamente pertenece al grupo de las benzodiacepinas. Es uno de los medicamentos más prescritos en España.

Como usar este medicamento

El Lorazepam también debe ser recetado por un médico y la dosis acorde a cada necesidad. También se administra por vía oral dos o tres veces al día con o sin alimentos. Hay que tener en cuenta las instrucciones del médico y tomarlo adecuadamente. Se puede mezclar con puré de manzana o similar antes de tomar la dosis indicada.

Benzodiacepinas

Las benzodiacepinas son medicamentos sedantes que se venden bajo receta. Se suelen recetar para la enfermedad de Alzheimer. Pero los estudios que evalúan sus beneficios y riesgos en estos pacientes son limitados.

Las pruebas existentes apoyan el uso de las benzodiacepinas en dos contextos específicos del delirio: la agitación persistente en pacientes con delirio terminal. En el contexto del delirio terminal, el objetivo de la atención es maximizar el confort, reconociendo que es poco probable que los pacientes se recuperen de su delirio.

Haloperidol y lorazepam en pacientes con demencia son medicamentos potentes asociados a riesgos y beneficios considerables. Los médicos pueden prescribir las benzodiacepinas con habilidad, seleccionando la medicación adecuada en la dosis adecuada para la indicación adecuada para el paciente adecuado en el momento adecuado.

Ensayos clínicos centrados en el efecto de las benzodiacepinas

En esta revisión se incluyeron ensayos clínicos centrados en el efecto de las benzodiacepinas sobre las funciones cognitivas, la progresión de la enfermedad, los síntomas conductuales, las alteraciones del sueño y la frecuencia general de uso de las benzodiacepinas.

Un ensayo aleatorio reciente sugiere que el lorazepam en combinación con el haloperidol como medicación de rescate fue más eficaz que el haloperidol solo para el tratamiento de la inquietud/agitación persistente en pacientes con delirio terminal.

Las benzodiacepinas también tienen un papel establecido en el manejo del delirio secundario a la abstinencia de alcohol. Fuera de estos dos contextos asistenciales, el papel de las benzodiacepinas sigue siendo de investigación y los clínicos deben tener mucha precaución. Se debe a los riesgos de precipitar o empeorar el delirio y la sobresedación.

Resumen
Haloperidol y lorazepam en pacientes con demencia
Nombre del artículo
Haloperidol y lorazepam en pacientes con demencia
Descripción
Haloperidol y lorazepam se recetan con frecuencia a pacientes con demencia. Las pruebas existentes apoyan el uso de las benzodiacepinas.
Nombre del autor
mejorencasa.es
Logo de la empresa
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártela!
Te llamamos

ENVIAR
cargador