Consejos para el cuidado de personas mayores antes y después del COVID-19

Cuando se trata de COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, las personas mayores son especialmente vulnerables a enfermedades graves. Las investigaciones están demostrando que los adultos de 60 años o más, especialmente aquellos con condiciones médicas preexistentes, como enfermedades cardíacas, pulmonares, diabetes o cáncer, tienen más probabilidades de tener una infección grave -incluso mortal- por coronavirus que otros grupos de edad.

Precauciones ante el coronavirus en las personas mayores

Si está cuidando a un ser querido de más edad, puede estar preocupado. Alicia Arbaje, Ph.D. está especializada en medicina interna y geriatría en Johns Hopkins.

En primer lugar y lo más importante, como cuidador debe tomar todas las precauciones posibles para evitar infectarse usted mismo. Aquí están los aspectos básicos:

Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos antes y después de proporcionar cuidados, preparar alimentos, usar el baño o tocar superficies en lugares públicos.

Evite las multitudes y si tose o estornuda, hágalo en la curva del codo o en un pañuelo desechable.

Mantenga las manos alejadas de la cara.

Limpie a menudo las superficies que se tocan con frecuencia en su casa, incluyendo los equipos médicos y de movilidad que utiliza su ser querido, como andadores, bastones y pasamanos.

Practique el distanciamiento físico pero no el aislamiento social

Una forma importante de reducir el riesgo de que los miembros mayores de su familia se contagien de COVID-19 es limitar las visitas en persona. Pero esto puede ser difícil para los adultos mayores que aprecian el tiempo que pasan con amigos y familiares.

Arbaje asegura: «El distanciamiento físico no tiene por qué significar aislamiento o soledad. Necesitamos mantener a los adultos mayores seguros, pero también tener en cuenta que el aislamiento social puede tener un impacto negativo en la inmunidad y la salud mental de las personas mayores».

Señala que en términos de contactos sociales, los ancianos deben ser animados a pensar más allá de su círculo habitual de amigos y familiares. «Decirle hola al cartero o ver a los vecinos cercanos puede añadir un sentido de conexión», concluye Arbaje.

Tecnología para mantenerse conectado

Para ayudar a los adultos mayores a sentirse involucrados, con un propósito y menos solos durante la pandemia:

Muéstrales cómo chatear por vídeo con otros usando teléfonos inteligentes, portátiles o tabletas.

Utiliza las aplicaciones de estos dispositivos para proporcionar subtítulos a los adultos con problemas de audición.

Anime a los amigos y familiares que no viven en su casa a que llamen por teléfono, escriban notas o envíen tarjetas para levantar el ánimo de su ser querido.

Mantener a los ancianos involucrados en tareas

Arbaje recomienda dar a los adultos mayores confinados en casa un proyecto en el que puedan trabajar. «Piensen en revisar y organizar fotos y recuerdos viejos juntos, y disfruten de las historias y recuerdos felices que inspiran. Puede ser un buen momento para que un anciano demuestre cómo cocinar una receta familiar favorita o comparta sus canciones o películas favoritas con otras personas de la casa».

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártela!
Te llamamos

ENVIAR