El agradecimiento de las personas mayores en el cuidado a domicilio

¿Por qué la apreciación es un tema tan importante para los cuidadores? Muchos cuidadores de personas mayores empiezan a sentirse poco apreciados, lo que puede provocar una grave insatisfacción con todo el proceso de cuidado a domicilio. Pero, ¿por qué la falta de aprecio es una necesidad tan urgente para tantos cuidadores y qué se puede hacer al respecto?

Te sientes no deseado por tus mayores

Una de las mayores razones por las que el aprecio se convierte en un gran problema para los cuidadores es que sabes que te necesitan, pero no necesariamente te sientes deseado. Esto es enorme porque estás gastando mucho tiempo, esfuerzo y energía en ayudar a tus mayores. Sentirse indeseado es como si lo hicieras por nada y que el miembro de tu familia que envejece preferiría que no estuvieras allí. Es un sentimiento doloroso.

Ten en cuenta la situación de tu anciano

Puede ayudar si tiene en cuenta la situación de su superior. Puede que haya pasado de una situación en la que es capaz de cuidarse bastante bien a necesitar que usted o los cuidadores de ancianos la lleven a la tienda cuando necesite ir. Ese tipo de cambio puede ser muy difícil de manejar y a menudo hace que la gente se desquite de esos sentimientos con las personas que ama. Ser dependiente de otras personas no es fácil.

Aprende a apreciarse a sí mismo

Aprender a apreciarse a sí mismo y lo que hace puede ayudarle a cambiar su perspectiva. Mantén una lista de tus propios logros y date un saludo cuando escribas cada uno de los nuevos. Establece un sistema de recompensas para ti mismo. Cada vez que llegues a un punto de referencia específico, permítete disfrutar de la recompensa que has ganado. Si aún te resulta difícil ser tu propia animadora, puede ser útil hablar con un terapeuta que te ayude a llegar a ese punto.

Recuerda que la apreciación no es el objetivo final

Otra cosa que podría ayudar sería recordarte que no estás haciendo esto para conseguir todas las galletas de agradecimiento. Hay una tarea específica a mano, específicamente cuidar mucho a tu familiar anciano. Cuando puedes cambiar tu enfoque para recordar que estás ahí con un propósito definitivo, la falta de apreciación obvia puede volverse mucho menos importante para ti en tu vida diaria.

Los cuidadores, tanto los contratados como los que forman parte de la familia, suelen ser parte integral de la capacidad de un anciano para mantenerse cómodo y saludable mientras vive en su casa. Por eso es importante hacerles saber cuánto se valora su trabajo.

No importa cuán grande o pequeño sea, el cuidador de su ser querido estará feliz de recibir un regalo especial.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártela!
Te llamamos

ENVIAR