La atención domiciliaria de visita permite a su ser querido permanecer en su propia casa cuando sus necesidades de atención aumentan, pero no es adecuada para todos. Por ejemplo, para las personas que corren el riesgo de sufrir caídas, o que necesitan ayuda por la noche, emplear a un cuidador que viva en la casa es una opción. El hecho de saber que hay un cuidador capacitado y examinado que ofrece apoyo y compañía las 24 horas del día, los 7 días de la semana, le da tranquilidad.

Es bien sabido en el cuidado de los ancianos, y en particular en el cuidado de la demencia, que vivir en un entorno familiar es útil en muchos sentidos. Los ancianos pueden confundirse a menudo si se les traslada a un centro de atención en el que necesitan aprender y adaptarse a un nuevo espacio y a muchos cuidadores diferentes.

Para alguien que vive con la enfermedad de Alzheimer, o incluso simplemente con fragilidad, permanecer en su propia casa y continuar con las rutinas familiares es mucho más tranquilizador. En el cuidado de la demencia, también es importante que el receptor del cuidado esté lo más familiarizado posible con sus cuidadores. La atención privada las 24 horas del día también puede reducir el estrés y proporcionar la solución ideal a sus necesidades de atención.

 

Personas mayores: Cómo soportar la cuarentena sin volverse loco
  • Estamos acreditados por la Generalitat Valenciana para los servicios de ayuda dependencia (registro nº34).

  • Los empleados son contratados según la legislación vigente y seguro de responsabilidad civil.

  • 12 años de experiencia en este sector.

Te llamamos

ENVIAR
Servicios de ayuda a domicilio en ciudades
Tu presupuesto fácil y sin compromiso