Hasta un 14% de casos de Alzheimer se pueden atribuir al tabaco

Según la OMS, el consumo de tabaco puede ser un factor de riesgo para el desarrollo del Alzheimer. Aunque las consecuencias  más conocidas son de tipo cardiovascular, la Organización Mundial de la Salud recuerdan el hecho que fumar puede aumentar los niveles de homocisteína plasmática, un factor de riesgo que también está relacionado con diversos tipos de demencia. Por otra parte, explican que este suceso no solo afecta a los fumadores, porque la exposición al humo o también llamado  “tabaquismo pasivo” puede llegar a aumentar hasta un 78% el riesgo de demencia. Por último, remarcan que, al no haber un tratamiento de cura lo más importante es incidir en la prevención. Por lo que dejar de fumar, es siempre la mejor opción.

FUENTE: EUROPA PRESS 10/07/2014

Todos nuestros consejos y actividades en redes sociales

Todos nuestros consejos y actividades en las redes sociales

Facebook 

Youtube

Linkedin

Google +

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártela!
Te llamamos

ENVIAR